Estridentópolis

VERSIÓN PARA ZOOM


De: Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio (LEGOM)
Dirección: Karina Meneses.

Los últimos días de diciembre de 1921 amaneció pegado por todo el centro de la ciudad de México un extraño cartelón de papel corriente que nada tenía que ver con los espectáculos de cabaret o las corridas de toros: Actual número uno. Hoja de vanguardia, comprimido estridentista firmado por Manuel Maples Arce. El cartelón proponía un cambio radical en la manera en que entendíamos el arte en este país. En esos tiempos, por toda Europa, aparecían propuestas que ponían en crisis todo lo que se había llamado “arte” hasta el momento. Hasta la misma idea de la obra de arte se la pasaban por debajo de… de los postes telegráficos. Estos movimientos revolucionarios del arte se llamaron de manera genérica “Vanguardias”. Todos a los veinte años hemos pensado en cambiar al mundo. Todos los jóvenes de veinte años, tanto los de hoy como los de mil novecientos veintiuno, son propensos a cometer estupideces. El caso es que ese día de diciembre había nacido, sin que casi nadie se diera por enterado, el movimiento estridentista. Pero ocurrió que, antes de que ellos mismos se dieran cuenta, los críticos ya los habían bajado del pedestal vanguardista, así que sus escasos miembros emprendieron un dorado exilio en la ciudad de Xalapa, a la que inmediatamente bautizaron como Estridentópolis, capital de las estridencias; Estridentópolis, ciudad absurda, desconectada de la realidad cotidiana… Como claramente podemos intuir, la idea no le gustó a nadie en Xalapa.

Estridentópolis es un homenaje desapasionado y crítico al impulso vanguardista de la juventud, pero, sobre todo, el recordatorio de cómo un sueño disparatado puede convertirse en pilar educativo y cultural de un Estado, tal como lo demuestra día a día la Universidad Veracruzana.

FUNCIÓN ESPECIAL PARA ALUMNOS DE NUEVO INGRESO UV

Funciónes: 24 y 25 de septiembre de 2020
Hora: 20:00 h
A través de Facebook Live